El cuadro general de mando y protección es un conjunto de mecanismos que funcionan de forma automática a fin de optimizar la protección y seguridad de la instalación eléctrica en un edificio o vivienda.

El cuadro de mando está formado por los siguientes elementos:

  • Interruptor general automático (conocido también como IGA): Se trata de un interruptor de carácter magnetotérmico enfocado a proteger la instalación interior de sobrecargas o cortocircuitos. Permite cortar la corriente en caso de sobrecarga en toda la vivienda.
  • El interruptor diferencial (ID): La función de este interruptor es la de detectar si la corriente de la fase y el neutro tienen un valor idéntico, ya que de lo contrario supondría una señal de fuga en el circuito. Esto permite interrumpir el flujo de la corriente “saltando”, señal de que posiblemente uno de los electrodomésticos de casa esté averiado, por ejemplo.
  • Interruptores automáticos (PIA): De pequeñas dimensiones, estos interruptores se encargan de proteger de forma separada todos los circuitos frente a sobrecargas de corriente o cortocircuitos provocados, por ejemplo, por el mal estado de los aislantes de los cables.