Luces inteligentes en el hogar conectado, ¿merece la pena?

Blog Pepeenergy

La miniaturización de la tecnología y los avances en conectividad inalámbrica han llevado a que en los últimos años prácticamente cualquier objeto que podamos tener en casa sea capaz de adquirir la condición de "inteligente". Y da igual si se trata de un robot de limpieza, un frigorífico, una lavadora, un lavavajillas, las persianas de las habitaciones e incluso pequeñas cámaras que vigilan todos los rincones de nuestro hogar en directo. Así que todo es susceptible de controlarse con el smartphone en tiempo real, da igual lo cerca o lejos que nos encontramos de estos gadgets así que, como podéis imaginar, las bombillas también forman parte de esta revolución "smart" del hogar conectado. El caso es que, ¿merece la pena dar el salto a estos sistemas de luces inteligentes?

Hace algunos años, cuando empezaron a llegar los primeros modelos la tecnología ya era capaz de ofrecernos la opción de controlar esas luces gracias al ordenador y a la pantalla de nuestro móvil. Su precio no era barato pero permitían automatizar toda la casa para ahorrar energía. Entonces, esos dispositivos trabajaban en exclusiva con las aplicaciones nativas de cada fabricante por lo que todavía quedaban muy lejos de esos asistentes virtuales que se han hecho un hueco en todos nuestros hogares: los Echo de Amazon, los Nest Hub de Google y, en menor medida, los HomePod de Apple.

Salón con iluminación inteligente.
Salón con iluminación inteligente | Ikea

Ha sido, precisamente, con la llegada de esos asistentes virtuales de Amazon (Alexa), Apple (Siri) y Google, sobre todo, que este campo de la iluminación inteligente ha dado un paso adelante importantísimo, reduciendo significativamente sus precios hasta convertirlos en asequibles para la práctica totalidad de usuarios. Además, otra mejora importante es que casi todos son capaces de funcionar gracias a estándares que ha adoptado toda la industria de forma unánime. Solo por culpa de ese avance, es posible conjugar modelos de diferentes marcas dentro de un mismo hogar sin miedo a que no funcionen o que sea necesario manejar varias aplicaciones a la vez. Nunca antes fue tan sencillo automatizar un elemento tan básico de nuestra casa como son las luces de las diferentes habitaciones.

¿Qué es un sistema de luces inteligentes?

Básicamente, cuando hablamos de luces inteligentes nos referimos a bombillas que son capaces de conectarse de forma inalámbrica a nuestro router gracias a una puerta de acceso (gateway) y, a partir de ahí, tomar el control de su actividad gracias a una aplicación móvil. Ya sea el propio gestor desarrollado por el fabricante o el entorno que decidamos utilizar alrededor de los asistentes virtuales de los que antes os hablábamos. Los primeros nos atan a una sola marca mientras los segundos permiten un manejo centralizado alrededor de un único kit de desarrollo compatible que podemos encender y apagar con sencillas órdenes de voz.

Bombilla inteligente con bluetooth de Philips Hue.
Bombilla inteligente con bluetooth de Philips Hue.

En todos los casos, vamos a poder encender o apagar cualquier bombilla de forma remota, modificar la intensidad de la luz que es capaz de dar y, en muchos casos, la temperatura de color, para teñir cualquier habitación con el tono que más nos apetezca: rojo, verde, naranja, morado, amarillo... Es más, en los últimos tiempos, algunas marcas han ido un poco más allá y ya ofrecen bombillas de conexión directa a través de bluetooth, que no necesitan de esas puertas de acceso ya que pueden controlarse directamente desde el móvil. Son más caras que las wifi, pero es muy posible que en los próximos años acaben por imponerse y, sobre todo, abaratar su coste.

¿Bombilla automática con sensor de luz o bombilla conectada?

Los sistema de iluminación pueden adquirirse para funcionar de dos maneras diferentes, lo que dependerá de cómo queramos organizar toda la estructura de automatización de nuestro hogar. Estas alternativas son las de usar un sensor de luz que se encarga de indicar a las luces de una misma estancia cuándo encenderse o apagarse; o gracias a rutinas, temporizadores y programaciones mucho más avanzadas a través de las aplicaciones para dispositivos móviles de los fabricantes, o los asistentes virtuales de Google, Amazon o Apple.

Bombillas inteligentes de Philips.
Bombillas inteligentes de Philips Hue.

En el caso de los sensores, estos se encargan de detectar el movimiento a su alrededor por lo que solo activan las luces cuando entienden que alguna persona está accediendo a una estancia de la casa. Algo que, como os decimos, os vendrá de perlas para no estar pulsando las llaves de la luz. Eso sí, una de las ventajas de los sistemas conectados permanentemente es que los usuarios tienen control absoluto sobre cuándo y cómo se encienden, creando perfiles específicos para el momento en que nos levantamos por la mañana, o al acostarnos por la noche. Además, pueden transformarse en una importante medida de seguridad antirrobos cuando nos vamos de vacaciones, ya que podemos fijar rutinas para encender las luces de la casa todos los días, cuando estamos ausentes, y dar la sensación de que hay gente en casa. Algo que puede ahuyentar a posibles delincuentes.

¿Puedo sustituir mis bombillas por luces inteligentes?

Todos los sistemas de automatización de luz están pensados para que podamos utilizarlos de una manera sencilla sin necesidad de hacer grandes cambios en casa. Esto significa que, al margen de los aparatos que centralizan los sistemas de domótica, las puertas de acceso, el elemento fundamental de esta iluminación inteligente son las bombillas. Gadgets que mantienen la forma y estándar de conexión a cualquier lámpara que tengamos en nuestro hogar, por muy antigua que sea, y que pueden volverse inteligentes en apenas unos minutos.

Pack de inicio de luces inteligentes.
Pack de inicio de luces inteligentes Philips Hue.

Como os decimos, esas bombillas pueden cambiarse para tenerlas conectadas y solo será necesario colocar cerca ciertos objetos que los fabricantes desarrollan con el objetivo de manejarlas a través del móvil. Es el caso de toda la gama Tadfri de Ikea, que necesitan de puertas de acceso y mandos a distancia para completar el kit de luces inteligentes, o las Philips Hue, así como otras marcas importantes del mercado.

¿Dónde se pueden comprar bombillas inteligentes?

En los últimos años han proliferado todo tipo de establecimientos que venden este tipo de productos. Por ejemplo, las grandes superficies de venta de tecnología tienen catálogos extensos de este tipo de bombillas y accesorios, de muchas marcas, y que podemos escoger de entre una amplia gama de precios: la ya mencionada Ikea, Leroy Merlín, El Corte Inglés, Mediamarkt, etc., son puntos en los que podemos comprar estos packs y, además, recibir asesoramiento para adquirir el producto que mejor se ajusta a nuestra casa. Aunque si preferimos que nos lo envíen a casa, infinidad de tiendas online pueden hacérnoslas llegar de un día para otro.

Gama de productos Tadfri de ikea.
Gama de productos Tadfri de Ikea.

Además, en los últimos años sus precios se han visto reducidos considerablemente, con cantidades que apenas alcanzan los 12 euros en el caso de las bombillas inteligentes junto a mandos a distancia, o los 70 de packs de inicio para marcas tan reputadas como Philips Hue, etc. La oferta es tan extensa como interesante, sobre todo si has elegido este año 2021 como el momento en el que no volverás a levantarte para apagar una luz.

Foto usuario
Cerrar sesión
Los más buscados
    Foto usuario
    Cerrar sesión
    Artículos relacionados